Extracto del libro Horn Playing From the Inside Out por Eli Epstein

Traducido por Keith Eitzen y Karla Aranely González Barrajas

Zarpa hacia el sol. Toca una nota por tanto tiempo hasta que puedas escuchar sus vibraciones individuales. Mantén el tono y escucha los tonos de los demás, todos juntos, y mueve lentamente tu tono hasta que llegue a la armonía completa y todo el sonido se convierta en oro, en fuego   resplandeciente puro.  - Karlheinz Stockhausen 

¿Cómo tocamos fuerte y suavemente? Parece una pregunta simple, pero los científicos todavía están algo desconcertados por esta. Parte de la fórmula es "presión al soplar". El aumento de la presión al soplar nos ayuda a tocar más fuerte, pero ¿qué sucede con la afinación? Por lo general, el tono sube un poco (o mucho) si no compensamos de alguna manera el aumento de la presión del aire. Y, a la inversa, no es raro escuchar una afinación ligeramente más baja (pero audible) cuando las personas tocan más suavemente.

En este artículo, discutiremos la física de los matices, utilizando la visualización para controlar el tamaño de la abertura de los labios, los desafíos de reproducir notas largas y el enfoque en la imagen en lugar de la dinámica impresa.

 

La Física del Control de los Matices

La abertura es el pequeño orificio que vibra en el centro de la embocadura. Para tocar más fuerte, necesitamos aumentar la presión del aire a través de la abertura. Este aumento de la presión al soplar crea tensión alrededor de la abertura y, naturalmente, la abertura quiere reducirse. Como la abertura se hace más pequeña, la afinación tiende a subir.

Por el contrario, cuando tocamos más suavemente, disminuimos la presión al soplar. La tensión alrededor de la abertura también disminuye y la abertura quiere abrirse. Esto explica porqué la afinación puede bajar a medida que tocamos más suave.

Puedes probarlo tu mismo colocando la palma de tu mano a 15 cm frente a tu boca y soplando una corriente de aire con gran fuerza a través de tu abertura y hacia tu mano. Observa cómo la abertura quiere hacerse más pequeña. Ahora sopla una suave corriente de aire. ¿Se nota cómo la abertura se afloja y se hace más grande?

Necesitamos encontrar formas de controlar el tamaño de la abertura para estabilizar el tono en dinámicas fuertes y suaves. Cuando tocamos más fuerte y utilizamos más presión al soplar, la abertura debe abrirse para contrarrestar su tendencia natural a reducirse. Por el contrario, cuando tocamos de manera más suave y usamos menos presión de soplado, el tamaño de la abertura debe reducirse para compensar su tendencia natural a abrirse.

Ya que el aire hace que nuestros labios vibren, incluso cuando tocamos suavemente, debemos mantener el aire fluyendo todo el tiempo. A muchos estudiantes de metales se les enseña a usar "menos aire" para tocar suavemente. Desafortunadamente, esta instrucción a menudo se interpreta como "Detén el flujo de aire cuando toques suavemente". Cuando la presión al soplar es menor y mantenemos el flujo de aire constante, el sonido se vuelve más suave, pero tiene una calidad de aire bellamente controlada. Imagína soplar una corriente constante de aire hacia la llama de una vela y doblarla sin apagarla. Este ejercicio toma mucho control. Nos ayuda a sentir físicamente el flujo de aire necesario para tocar suavemente con control y belleza.

Algunas Imágenes Útiles

Sería muy difícil controlar el tamaño de la abertura sin una imagen convincente. Usemos la imagen de los productos lácteos que se conocen comúnmente y vienen en diferentes espesores: leche descremada, leche semidescremada, leche entera, yogurt para beber, media crema y crema dulce. Para hacer un crescendo con control y tono estable, imagina que estos líquidos cada vez más espesos fluyen a través de la abertura. Tal vez querrás ir a una cafetería y ver cómo se ven los distintos productos lácteos cuando salen de sus respectivos contenedores. Luego necesitamos usar nuestra imaginación para sentir cómo se sentiría tener, en lugar de aire, diferentes productos lácteos que se mueven a través de la abertura. Me gusta la imagen de los productos lácteos porque son fluidos. La visualización de líquidos que fluyen nos ayuda a lograr un sonido impulsado por aire con armónicos y energía.

Se pueden usar otras imágenes para controlar los cambios en el tamaño de la abertura. Por ejemplo, uno puede visualizar diferentes espesores de pasta saliendo de la abertura (pasta de cabello de ángel para suave y linguini para fuerte) A uno de mis alumnos le gustaba imaginar diferentes espesores de pajillas (popotes) para los diferentes tamaños de abertura. Leche, pasta, pajillas: no importa la imagen que elijas, siempre que comprenda el principio subyacente ¡Usa una de estas imágenes o crea una propia!

Notas Largas

Tocar notas largas con sonido y afinación constantes durante un crescendo y decrescendo es uno de los ejercicios más emblemáticos y desafiantes del corno. Tenemos que controlar dos cosas al mismo tiempo. Para el crescendo, a medida que aumenta la presión de aire, la abertura debe aumentar progresivamente para mantener el tono estable. Para el diminuendo, a medida que la presión disminuye, la abertura debe hacerse progresivamente más pequeña. Lograr esta delicada coordinación requiere vigilancia y práctica diaria. Usa un afinador para estar atento a la afinación durante el crescendo y decrescendo. Dennis Brain era un gran creyente de las notas largas. Las practicaba todos los días. Las notas largas parecen pasadas ​​de moda en estos días. Quizás no sean lo suficientemente emocionantes como para mantener la atención de uno. Sin embargo, casi todos los cornistas profesionales de alto nivel que conozco las practican cada día.

Salta del Matiz a la Imagen

Cuando vemos los matices en la partitura, algo que ayuda a definir automáticamente la dinámica es utilizar una de las imágenes que se analizaron anteriormente. Por ejemplo, cuando veo pp, comparo esa dinámica con leche descremada que fluye; p con leche semidescremada; mp con leche entera; mf con yogurt para beber; f con media crema; ff con crema dulce. O utilizar la imagen de la pasta. Ve cómo las imágenes funcionan para ti mientras tocas notas largas y extractos orquestales.

Los productos lácteos hacen que nuestros sonidos sean más hermosos, nos ayudan a usar el aire de manera más eficiente y mantienen nuestros sonidos centrados, proyectados y afinados. Nos dan más control. A menudo, los directores piden cambios en la dinámica, el matiz y el color del sonido. Si somos conscientes del nivel de productos lácteos en que estamos, cuando se nos pide que toquemos más suave o más fuerte, es fácil de pasar al siguiente nivel (es decir, leche entera a leche semidescremada o crema dulce a media crema). Controlar la dinámica requiere mucha reflexión y experimentación. Pero, más que nada, controlar la dinámica requiere imaginación.

La imaginación es más importante que el conocimiento.
- Albert Einstein

Eli Epstein, anteriormente corno segundo de la Orquesta de Cleveland, es profesor del New England Conservatory, NEC en Walnut Hill, Boston Conservatory y Music Academy of the West. Es el autor de Horn Playing from Inside Out, un método para todos los músicos de instrumentos de metal. Ver eliepstein.com

“Dynamics.” The Horn Call - febrero de 2013

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.