Una entrevista con Radek Baboräk

Un año antes de entrar en la Filarmónica de Berlin. Radek Baboräk fue entrevistado en The Horn Call. 

por Assja Metzger

(Traducido por Keith Eitzen y Karla Aranely González Barrajas) 

Radek Baborák (nacido en 1976 en Pardubice, República Checa) comenzó a tocar el corno a los ocho años de edad. Cuatro años después, ganó la competencia Concertino Praga. Durante los años siguientes, recibió el primer lugar en repetidas ocasiones en eventos tan prestigiosos como el Concurso de Música de la UNESCO y el Concurso Internacional de Música en Markneukirchen, Alemania. De 1989 a 1994, estudió corno en el Conservatorio de Música de Praga con Bedrich Tylsar (corno principal de la Filarmónica Checa), donde se graduó con honores. En 1995, fue galardonado con el Grammy Classic Award. Desde entonces, Baborák ha actuado como solista con orquestas destacadas, como la Filarmónica de Berlín, Mozarteum Orchestra Salzburg y la Filarmónica de Londres. Además de sus actividades con orquestas y festivales, es miembro del quinteto de maderas AFFLATUS. De 1998 a 2000, Baborák enseñó en la Fondazione Arturo Toscanini en Italia, sucediendo a Hermann Baumann. Esta entrevista tuvo lugar el 1° de febrero de 2001. 

AM: Muchos libros sobre educación musical aconsejan que los niños no deben tocar el corno hasta cumplir diez u once años de edad. Usted, sin embargo, comenzó a tocar el corno a la edad de ocho años. ¿Tocó otro instrumento antes del corno? ¿Cómo llegó a elegir el instrumento?

RB: Empecé a tocar la flauta dulce a los seis años y luego comencé a tocar el oboe y el piano. Sin embargo, el oboe resultó ser un instrumento demasiado caro, a diferencia de un corno que podía tomarse prestado de la escuela local de forma gratuita. ¡Así que el corno se convirtió en mi instrumento!

AM: ¿Cómo influyó su familia en la elección de su instrumento y su educación musical temprana?

RB: Mi padrastro, Karel Krenek, es cornista y me enseñó al principio. Pero toda mi familia está estrechamente relacionada con el campo de la música, especialmente la familia de mi madre, que es famosa en toda el área donde crecí. Todos ellos son activos en la dirección, por ejemplo, de bandas sinfónicas y big bands. Mi madre también toca el piano, mi hermana toca el oboe, su hija toca el corno ... sólo mi padre no era músico, el enseñaba matemáticas y física.

AM: ¿Recuerda su primera lección de corno? ¿Qué fue lo más difícil?

RB: Desafortunadamente, ya no recuerdo mi primera lección de corno. Recuerdo que la primera nota que aprendí a tocar fue mi'. (Risas). Si recuerdo que cuando toqué el Concierto Número 2 de Strauss, pensé: "No puedo hacer eso". Afortunadamente, ¡lo logré al final!

AM: Ahora que puede mirar hacia atrás y usar su experiencia para juzgar, ¿cuándo y cómo debe aprender un niño a tocar el corno?

RB: Bueno, no se puede generalizar ... He visto niños de seis años que ya están aprendiendo a tocar corno. Hoy en día, hay cornos hechos especialmente para niños. Además, hay profesores que solo enseñan a principiantes muy jóvenes y hacen un muy buen trabajo.

AM: Tocar el corno puede ser muy frustrante, que es parte de la razón por la cual no se considera adecuado para niños pequeños. ¿Disfrutó estudiar?

RB: No, no me gustaba practicar. (Risas) Preferí tocar en conjuntos, eso fue más divertido para mí.

AM: ¿Cómo era su vida diaria?

Leer más: Una entrevista con Radek Baboräk

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.