Corno principal en la Orquesta Sinfónica de Houston desde 1990, William VerMeulen es uno de los cornistas más importantes de los Estados Unidos. Se ha presentado como solista en cuatro continentes y entre sus grabaciones se incluyen los cuatro conciertos de Mozart (Eschenbach/Houston.) Como pedagogo sus alumnos han ganado más de 250 plazas en orquestas como la New York Philharmonic, Boston Symphony, Los Angeles Philharmonic, Chicago Symphony, Israel Philharmonic, Canadian Brass, Cleveland Orchestra, y las Sinfónicas de San Francisco, Cincinnati, Montreal, St. Louis, Toronto, Detroit, Dallas y Houston. En este artículo de 1996, Mtro. VerMeulen comparte sus estrategias para preparar audiciones.

Traducido por Keith Eitzen, Christopher Eitzen Delgado y Nicole Eitzen Delgado

wvmCada año hay un promedio de cinco o seis vacantes en las principales orquestas de América del Norte. Más de trescientos estudiantes de corno se gradúan de los conservatorios de Estados Unidos, escuelas de música, colegios y universidades, cada uno con la esperanza de ganar uno de esos cinco trabajos. Si cinco de esos graduados son lo suficientemente afortunados para ganar esos puestos, eso deja a unos 295 cornistas sin trabajo de orquesta profesional. Esa es la historia de solo un año. ¿Qué pasa con los 295 más o menos desempleados del año anterior? Y así sucesivamente. Por supuesto, esto supone que las orquestas contratarán a alguien en la audición, lo cual no siempre es el caso. Cada vez más orquestas realizan audiciones sólo para anunciar que nadie estaba lo suficientemente calificado para ganar, lo cual hace que las probabilidades para el joven profesional sean aún peores.

No digo nada de esto para desalentarte de una carrera tocando el corno profesionalmente. Para mí no hay mayor alegría. Aplaudo a cualquiera que sienta el llamado a la música. Sin embargo, la música no es una carrera que uno elige. ¡Te elige a ti! Mientras haya sólo una plaza abierta, podrías ser tú, así que te animo a que lo intentes. Por otro lado, los estudiantes deben estar preparados para las realidades de lo difícil que puede ser ganar una de estas codiciadas posiciones.

En estos días de orquestas fallidas, con diversas ideologías de estilo para el corno y los grandes números de audicionistas, nuestra responsabilidad es ayudar a estos jóvenes a convertir sus sueños en un empleo. Teniendo esto en cuenta, hace cinco años implementé en la Shepherd School of Music de Rice University un programa de estudio que consiste en un grupo pequeño e innovador de cornistas pre-profesionales, específicamente capacitado no sólo en habilidades para tocar el corno, sino también en habilidades para audicionar. El éxito de este programa se puede medir por el hecho de que, de los once estudiantes que se han graduado en los últimos cinco años de ese programa, nueve han ganado posiciones en conjuntos profesionales. El propósito de este artículo es compartir los aspectos esenciales de este programa con la comunidad de cornistas con la esperanza de que también pueda ser útil para otros.

La clase tiene un promedio de nueve estudiantes. Cada clase conyeva responsabilidades distintas para asegurar la unidad de clase. Los estudiantes deben ser amigables los unos con los otros. Deben escuchar música juntos, estudiar juntos, y socializar juntos. Así, se unen de una manera positiva, se ayudan mutuamente y se vuelven orgullosos miembros de lo que se conoce como el Rice Horn Crew (el equipo de cornos de Rice). Cada lección privada puede ser observada por otros estudiantes o visitantes. Esto ayuda al estudiante a sentirse cómodo actuando en presencia de otros. Siempre me ha sorprendido que algunos estudiantes, aunque obtengan un título en interpretación musical, sean reluctantes a tocar en público. Este problema se resuelve tocando con frecuencia frente a otros.

Cada estudiante recibe una lección privada cada semana, tiene una clase grupal de corno y participa en un ensamble de cornos obligatorio. La clase de corno cubre una gran cantidad de los problemas del instrumento, trabajando temas de los cuales todos pueden beneficiarse y brindando aún más oportunidades de tocar para los estudiantes. El conjunto de corno trata más con el balance y el sonido. Esto es muy importante porque la tendencia actual en las audiciones profesionales es tocar con el resto de la sección para la ronda final o pasar un tiempo tocando dentro de la propia orquesta para el último paso. Cualquier estudiante debe ser capaz de adaptarse de manera inmediata en concepto, balance y sonido para que pueda llegar a la cima. Afinación se enseña con la ayuda del sistema TuneUp*TM de Steve Colley. Este es un sistema de entrenamiento de afinación basado en CD´s de audio que le da al estudiante el conocimiento de la colocación correcta del tono diatónico. Los estudiantes deben demostrar ese conocimiento con el CD y en el entorno más realista del conjunto.

Sobre Las Audiciones

Recuerdo que cuando viajé por el circuito de audiciones me encontraba con el mismo grupo de cornistas en las semifinales y finales dondequiera que fuera. No importaba cuantos se presentaran a la audición. Con la excepción de algunas personas, siempre vi al mismo grupo. Nos hicimos amigos y luego pasamos el rato, ya sea celebrando la victoria de alguien o lamentándonos de que no habían contratado a ninguno de nosotros. Había poca energía competitiva entre nosotros porque nos respetabamos, todos eramos guerreros de la música con la esperanza de que ese día fuera nuestro día.

Lo que sabíamos era que en cualquier audición no importaba realmente si aparecían diez o ciento diez, nuestra competencia real era sólo de unas seis o siete personas. Es triste decirlo, el noventa por ciento de todos los que asisten a una audición no pueden tocar afinados o en ritmo y, por lo tanto, son eliminados de inmediato. Ánimo a los estudiantes a ser respetuosos con sus colegas y a extraer energía unos de los otros. Cada alumno tiene sus propias habilidades particulares y al hacerse humildes para aprender de los demás, el progreso es mucho más rápido. Un cornista que quiere ser el mejor debe dejar el ego en la puerta y imitar a cualquiera que haga algo hasta un poquito mejor. Cuando el alumno haya emulado lo mejor de todos, tal vez estará entre los mejores.

El programa se puede dividir básicamente en tres áreas:

  1. Modo Activo y Reactivo
  2. Preparación Física
  3. Enfoque Mental

Modo Activo y Reactivo

Como estudiantes y miembros de ensambles, nos hemos convertido en buenos intérpretes reactivos: reaccionamos al director; reaccionamos a nuestros colegas; reaccionamos a nuestro maestro, gesticulando o cantándonos. Tocamos mejor cuando tenemos a alguien que nos ayude a compartir el camino con nosotros. De hecho, ser un buen ejecutante reactivo es una gran habilidad para tocar en una orquesta Desafortunadamente, en la audición esas habilidades no tienen ningún valor hasta las finales, cuando se toca con la sección.

Cuando salimos al escenario para una audición nos sentimos solos, tal vez incluso incómodos con el ambiente frío y estéril al tocar atrás de una pantalla. Se nos entrega un montón de música, se nos dice que no hablemos y se nos dan unos ocho minutos para demostrar nuestra habilidad. Si no va bien, pensamos "pero si sólo pudieran haberme escuchado en la orquesta. Toco bien allí". O decimos cosas como "es un muy buen músico, pero no muy bueno en las audiciones". Todas estas afirmaciones pueden ser ciertas, pero no cambia el hecho de que tenemos un cierto proceso mediante el cual elegimos a personas para que trabajen en orquestas sinfónicas estadounidenses, y aunque es contrario a las demandas reactivas del trabajo, es necesario desarrollar las habilidades de tocar activamente para tener éxito.

En el modo activo, el tocar depende enteramente de uno mismo. El concepto de sonido, el ritmo, el tono y las frases deben emanar de una sola fuente: tú, y la experiencia y el conocimiento que tienes dentro de ti. Darse cuenta de la diferencia entre el modo activo y reactivo es la parte más importante para superar las audiciones incómodas. No tiene sentido pensar que alguien que sea un experto en la reproducción reactiva en una buena orquesta tocará inmediatamente, sin preparación, en un alto nivel cuando sea obligado a ser la fuente activa. Por supuesto, es muy posible ser experto tanto en el modo activo como en el reactivo. La mayoría de los ejecutantes de primer corno necesitan aprender esto para tener éxito. Desafortunadamente, para tener una sección de corno ideal, no queremos que todos sean primer cornistas, por lo que la responsabilidad cae en los estudiantes y en los músicos de la sección para que ellos toquen lo suficientemente activos para que el proceso de audición no funcione en su contra. Se debe exigir a los estudiantes que demuestren instantáneamente su capacidad para tocar de manera activa y convincente. Su preparación física y mental debe ayudarlos a dominar ambos tipos de ejecución.

Preparación Física

Tocar la Tercera Sinfonía de Mahler en su totalidad es un maratón. El Concierto de Gliere es una buena carrera de media distancia. Una audición profesional de orquesta es en gran parte una carrera de corta distancia. Debes aprender a enfocarte rápido, cambiar el concepto y el estilo de tocar inmediatamente, y ser prácticamente perfecto para los pocos compases de cada extracto.

Experiencia de Audición

En lugar de organizar una audición una o dos veces por semestre, realizamos audiciones unas ocho veces al año. A los estudiantes se les da una lista de música para preparar y se reúne un comité de profesores. Se utiliza una pantalla para asegurar la imparcialidad y se escoge a un supervisor para actuar como moderador. Podemos tener una ronda o hasta cuatro, dependiendo del nivel competitivo y la experiencia que decidimos sea buena para ellos. Es la única vez que realmente yo siento un espíritu competitivo feroz entre ellos, y después siempre salimos a cenar. El resultado de esto es que la experiencia de tocar detrás de una pantalla impersonal en audiciones y la preparación de listas ahora es aceptada y cómoda. Luego, cuando los estudiantes realizan audiciones para orquestas profesionales o festivales de verano, están más relajados y pueden tocar en su mejor nivel.

El Tablero de Puntación

Hace cuatro años instituí un sistema de pruebas para la preparación de extractos que ha demostrado ser la piedra angular de nuestro éxito en las audiciones. El tablero se proporciona en en una carpeta a cada estudiante. Este tablero se encuentra duplicado en mayor tamaño en la pared para que el progreso de los estudiantes (o la falta de ello) siempre esté en exhibición. Los tres conciertos principales y los numerosos extractos requeridos para las diferentes posiciones están listados tres veces bajo el nombre de cada estudiante. Para obtener la primera paloma, cada estudiante debe realizar el extracto dado (o algunas veces una pieza completa) en un nivel que sea tan bueno o hasta mejor que cualquier orquesta. El estudiante debe literalmente tocar cada nota perfectamente, en ritmo, afinado, en estilo con el sonido que mejor se adhiera a la intención del compositor. Cualquier cosa menos no es aceptable. Puede tomarse una lección completa para hacerlo bien, pero una vez que sea correcto, significa que puede volver a serlo. Al recibir la primera paloma, se le informa al estudiante que, dado que él o ella ha demostrado ser competente con el extracto, debería poder demostrar esta capacidad siempre que se le solicite, y me refiero cuando sea.

Para obtener la segunda paloma, le puedo hacer una prueba al estudiante mientras camina por los pasillos de la facultad, durante una clase grupal, o en un ensayo de la orquesta de la escuela durante el descanso. Una vez, incluso llamé a un alumno durante la noche y le pedí que sacara el corno y tocara Till Eulenspiegel para mí. Si, en el primer intento, el estudiante alcanza el nivel requerido, recibe la segunda paloma. Después de todo, en una audición real no recibes automáticamente las segundas oportunidades y, por supuesto, en el concierto solo hay una oportunidad.

Para la tercera paloma es la misma prueba, excepto que, si el estudiante falla, borro la segunda paloma del tablero. Es difícil, pero todos los estudiantes que tienen trabajo ahora eran los líderes de su tablero. A los alumnos les gusta ver su progreso y ganar las palomas. Si un estudiante termina cuatro años sin muchas palomas en el tablero, es una buena indicación de que su empleabilidad será difícil. Para mayor motivación, tengo concursos semestrales y el individuo que obtiene la mayor cantidad de palomas gana una buena cena.

Lectura a Primera Vista

Como si el tablero de audiciones no fuera suficiente, requerimos una disciplina estricta en el transporte y la lectura a primera vista. También tenemos una competencia anual de lectura a primera vista. Este semestre, el veinticinco por ciento de la calificación del semestre para mis alumnos se basó en la lectura a primera vista, transportado a diferentes tonalidades. Esto es muy importante porque cualquier lista de audiciones tendrá lectura a primera vista como categoría. Para el músico preparado, el repertorio solicitado a menudo no será una verdadera "lectura a primera vista", pero uno nunca sabe y no queremos tener ningún aspecto de la ejecución que pueda contar en nuestra contra.

El Rango y el Principio de No Ofender

Este es quizás el aspecto más difícil de dominar del programa. Es el conocimiento de que uno debe tocar de manera distinta para diferentes circunstancias. Es decir, cuando quieres tocar por encima del sonido de una orquesta sinfónica completa, puede haber requisitos de volumen que, cuando se aíslan en una audición, ofenderán a los miembros del comité.

Con este conocimiento, la instrucción de la mayoría de los extractos se realiza de manera doble: actuación orquestal y audición. Cada alumno debe conocer su propio rango de calidad. Es imperativo que en la audición nos mantengamos dentro de nuestro rango de calidad. En el momento que sales del rango, pierdes. Puro y simple. Toma la apertura de la Cuarta Sinfonía de Tchaikovsky como ejemplo o el tutti ruidoso de la Quinta Sinfonía de Shostakovitch. Las demandas de un concierto son más fuertes y brillantes de lo que puedes mostrar en una audición. Lo que hay que recordar en la audición es que no tienes que tocar más fuerte o más suave que ningún otro allí. ¡Estás solo en el escenario! Manténte dentro de tu rango de calidad y evita mostrar tus puntos débiles. Los comités de audición no quieren músicos con debilidades. Hasta el final, están escuchando para eliminar en lugar de contratar. Muéstrales sólo tus buenas cualidades. Un cornista inteligente en realidad puede vencer a un mejor ejecutante que tontamente sobrepasa su rango de calidad. Por supuesto, la persona que tiene el rango más amplio y se queda adentro gana. ¿La lección?

¡Conoce tu rango de calidad!

¡Expande tu rango!

Entrenamiento Mental

En la década de los 70 y principios de los 80, los equipos olímpicos de los Estados Unidos se encontraban en una clara desventaja frente a sus contrapartes de Europa del Este y Rusia. Al investigar las razones, la única diferencia significativa en el entrenamiento se encontró en el lado mental. Más del cincuenta por ciento del entrenamiento deportivo soviético fue mental. Brain Entrainment, un dispositivo de estimulación cerebral para programar a los alumnos para el éxito y aliviar el pánico escénico, puede mejorar el rendimiento. Además, practicamos afirmación positiva y autohipnosis.

Entrenamiento Cerebral (Brain Entrainment)

La mente subconsciente es como un niño (o una computadora). No emite ningún juicio sobre la información que se le proporciona y acepta las afirmaciones como realidad. Si uno hace comentarios negativos sobre uno mismo o su capacidad de ejecución, aunque la mente consciente no lo crea, la mente subconsciente lo toma como verdad. Es especialmente sensible a cualquier comentario negativo. Ocasionalmente, estudiantes talentosos entran a la universidad con una programación de años de padres y maestros bien intencionados que no fue positiva. En estos casos debemos reprogramar la mente para pensar más positivamente. El dispositivo que utilizamos es un dispositivo de estimulación cerebral llamado InnerQuest. (Ya no se fabrica, pero existen muchas otras máquinas similares.)

Los estudios han demostrado que el aprendizaje y la programación mental se logran mejor cuando las ondas cerebrales se establecen en niveles bajos de alfa y theta (funcionamos en el nivel beta en niveles normal de consciencia). Para reducir las ondas cerebrales a un nivel más productivo, usamos luz y sonido. Los alumnos usan gafas y auriculares. Con los ojos cerrados, una serie cronometrada de luz destella a través de las gafas. Se emite la misma secuencia de tiempo como tonos en los auriculares. Estas secuencias cronometradas se aproximan mucho a una onda cerebral humana en el nivel beta, como cuando estamos despiertos normalmente. Debido a que se están estimulando dos vías sensoriales diferentes, el cerebro no tiene más remedio que sincronizar con la frecuencia.

Una vez logrado esto, la parte de la computadora del dispositivo se baja lentamente al nivel de las ondas cerebrales de los niveles alfa, theta e incluso delta (aunque casi nunca se requiere delta). Los estudios han demostrado que el aprendizaje aumenta hasta en un 400 por ciento con una menor actividad de ondas cerebrales. Los niños muestran niveles aumentados de alfa y theta durante sus años de formación, lo que explica su rápido desarrollo. Cuando el estudiante de corno utiliza el dispositivo, se agrega una mezcladora de sonidos con micrófono y equipo estereofónico para ayudar con la programación. El alumno y yo decidimos qué aportación positiva se debe dirigir al subconsciente. Música relajante o una buena grabación de una pieza que el alumno está aprendiendo se agrega a la mezcla. El estudiante está despierto y consciente todo el tiempo, pero se siente muy relajado. Hago que el alumno se diga a sí mismo declaraciones en tiempo presente, tales como:

Me siento fuerte.

Me siento confiado.

Me siento relajado.

A veces pido que el estudiante se imagine asistiendo a un concierto de su orquesta favorita. Mientras imagina la forma más perfecta de tocar el corno, hago que el alumno mire a la orquesta y se visualice tocando corno principal. Luego, le pido al alumno que se imagine abandonando su asiento en el público y ocupando el cuerpo del cornista en el escenario. Invariablemente, el alumno muestra inmediatamente signos de ansiedad. Después de repetidos viajes de la audiencia al foro, conectamos el cuerpo tocando con el amor y la alegría de la experiencia del público. Con esta técnica, hemos ayudado a varios estudiantes que tenían un talento inmenso pero que carecían de confianza.

Tarjetas de Afirmación

También utilizo una técnica llamada tarjetas de afirmación. Los estudiantes escriben en una tarjeta un sueño futuro puesto en tiempo presente. Este sueño puede ser tan simple como el deseo de tocar bien en el registro agudo o tan fantástico como ser el corno principal de una gran orquesta sinfónica. Lo importante es que sea corto, positivo y en tiempo presente, como si ya haya ocurrido. Luego le pido a los estudiantes que lean estas tarjetas en voz alta diez veces al despertarse y nuevamente a la hora de acostarse. Si mantienen copias en sus estuches, pueden usarlas durante el día. El viejo refrán, "Si lo visualizas, lo materializas" entra en función aquí. Una de mis tarjetas de afirmaciones favoritas dice:

"Estoy relajado y confiado actuando.. ¡y una audición es una actuación!"

Se anima a los estudiantes a soñar en tiempo presente y verse a sí mismos tocando en el trabajo de sus sueños. ¿Hay algún peligro en darles esperanzas? Tal vez, pero hay una gran cantidad de fuerza en la esperanza. Les digo a los alumnos que su ambición y amor por la música es su gran arma.

Al final, no importa de qué "escuela de corno" seas. Donde quiera que vayas, un buen sonido sin extremos que puede extenderse en todas las direcciones para servir mejor a la música será admirado. ¡Tocar bien el corno es tocar bien el corno!

Si te quedas en el rango y tocas los detalles requeridos de la música, tu carrera como profesional será bastante segura, sin importar si hay un trabajo o cincuenta. Sueña en grande, sueña bien, y siempre sirve a la música.


William VerMeuIen es el corno principal de la Orquesta Sinfónica de Houston y solista internacional. Anteriormente tocó con las orquestas de Chicago, Columbus, Honolulu, Tanglewood, Sun Valley Summer Symphony, el Festival de Música de Colorado, Kansas City y St. Paul. También es profesor asociado en la Escuela de Música Shepherd en la Rice University.                                                                       


Lista de obras trabajadas en Rice University:

Conciertos:

2° y 4° de Mozart, 1° de Richard Strauss

Pasajes Orquestales:

BACH: Misa en Si Menor- Quoniam; Brandenburgo No. 1 (Cornos 1 y 2)
BARTOK: Concierto para Orquesta
BEETHOVEN: Sinfonía No. 1; Sinfonía No. 2; Sinfonía No. 3 (Cornos 1 y 2); Sinfonía No. 4; Sinfonía No. 5; Sinfonía No. 6; Sinfonía No. 7 (Cornos 1 y 2); Sinfonía No. 8 (Cornos 1 y 2); Sinfonía No. 9 (Cornos 1 y 4); Obertura Fidelio (Corno 2); Aria de Fidelio; Concierto para piano No. 5; Concierto para Violin
BERLIOZ: Scherzo de Queen Mab (Corno 3); Sinfonía Fantástica
BRAHMS: Sinfonía No. 1 (Cornos 1 y 3); Sinfonía No. 2; Sinfonía No. 3; Sinfónia No. 4 (Cornos 1,2,3); Concierto para Piano No. 1 (Cornos 1 y 3); Concierto para Piano No. 2 (Cornos 1 y 3); Serenata No. 1 (Cornos 1 y 3); Serenata No. 2; Variaciones sobre una Tema de Haydn (Cornos 1 y 2); Obertura Festival Académica (Cornos 1 y 3); Obertura Trágica (Corno 2)
BRUCKNER: Sinfonía No. 4; Sinfonía No. 7
DEBUSSY: La Mer; Preludio para la Siesta de un Fauno
DVORAK: Sinfonía No. 7 (Cornos 1 y 3); Sinfonía No. 9 (Cornos 1,2,3); Scherzo Capriccioso
ENESCO: Rapsodia Romana (Cornos 1 y 2)
FRANCK: Sinfonía en Re Menor
GINESTERA: Variaciones Concertante
HAYDN: Sinfonía No. 31 (Cornos 1,2,3); Sinfonía No. 45; Sinfonía No. 48
HINDEMITH: Konzertmusik para Cuerdas y Metales; Mathis der Maler; Metamorfosis Sinfónica
LISZT: Les Preludes
MAHLER: Sinfonía No. 1 (Cornos 1 y 2); Sinfonía No. 2; Sinfonía No. 3; Sinfonía No. 4; Sinfonía No. 5 (Obbligato, Corno 1); Sinfonía No. 6 (Cornos 1 y 4); Sinfonía No. 7 (Cornos 1 y 3), Sinfonía No. 9 (Cornos 1 y 2)
MENDELSSOHN: Nocturne; Sinfonía No. 3 (Corno 3); Sinfonía No. 4
MOZART: Sinfonía No. 29; Sinfonía No. 40 (Cornos 1 y 2)
PROKOFIEV: Romeo y Julieta (Cornos 1 y 2); Sinfonía No. 5
RACHMANINOFF: Danzas Sinfónicas; Sinfonía No. 2; Concierto para Piano No. 2
RAVEL:  Alborada di Graziozo; Bolero; Concierto para Piano en Sol Mayor; Pavanne; Rapsodia Español
RESPIGHI: Pinos de Roma; Festivales Romanas
RIMSKY-KORSAKOV: Scheherazade; Capriccio Español
ROSSINI: Obertura Barbero de Sevilla; Obertura La Urraca Ladrona; Obertura Semeramide
SAINT-SAENS: Sinfonía No. 3 (Corno 3)
SCHOENBERG: Sinfonía de Camera No. 1 (Cornos 1 y 2)
SCHUBERT: Sinfonía No. 9 (Cornos 1 y 2)
SCHUMANN: Sinfonía No. 3 (Cornos 1 y 3)
SHOSTAKOVICH: Concierto para Chelo No. 1; Sinfonía No. 5
STRAUSS: Don Juan; Vida de un Héroe (Cornos 1 y 4); Till Eulenspiegel (Cornos 1 y 3); Muerte y Transfiguración; Caballero de la Rosa; Don Quixote (Cornos 1, 2, 4); Sinfonía Domestica; Zarathustra
STRAVINSKY: Fairy´s Kiss; Pájaro de Fuego; Pulcinella; Consagración de la Primavera
TCHAIKOVSKY: Sinfonía No. 2; Sinfonía No. 4; Sinfonía No. 5 (Cornos 1 y 2); Sinfonía No. 6 (Cornos 1 y 4); Capriccio Italien; Francesca de Rimini; Romeo y Julieta
WAGNER: Llamada corta; Llamada larga; Lohengrin- Preludio Acto III; Meistersinger- Preludio Acto III; Rheingold- principio; Siegfried Idyll; Obertura Tannhauser
WEBER: Obertura Der Freischutz (Cornos 1,3,4); Obertura Oberon


“Audition Success: A Pedagogical Approach.” The Horn Call – febrero de 1996

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.