Por Daniel Grabois 

Traducción de Keith Eitzen y Jana Elizabeth Navarro Antuna

Exactitud. Es uno de los traumas de la vida para el cornista. Tratamos y tratamos de acertar todas las notas correctas todo el tiempo, pero, al igual que un bateador de Grandes Ligas, parece que siempre encontramos una manera de fallar. 

Hay muchas formas de mejorar la precisión: Los estudios de Kopprasch con puro   corno en Fa, tocando extractos tres veces seguidas perfectamente, estudiando obras cuando se sienta fuerte, pero también cuando se sienta cansado.  A medida que practicamos, nos volvemos más precisos, pero ¿Existe una manera de pensar sobre la precisión que mejorará nuestro de promedio bateo a la vez?

Hay una manera.

Cada nota en el corno tiene su propio “slot”.  Piense en do central. Puede subirlo un poco antes de que el tono cambie a mí, y puede bajarlo aún más, antes de que cambie a sol. Llamemos a toda esa área el slot para la nota do. Las notas graves tienen un slot más grande que las agudas, pero incluso las notas agudas tienen espacio arriba y abajo.

Nuestra afinación es una señal de donde estamos tocando en el slot. Si estamos tocando altos, debemos bajar la colocación en el slot. Y lo opuesto, por supuesto, se aplica cuando nuestra afinación está baja.

¿Cuán cuidadosamente ha explorado los slots en su corno? Probablemente haya notado que algunos slots se sienten pegajosos: es difícil salir de ellos y llegar al siguiente slot con una ligadura suave. Otros slots parecen más flexibles. ¿Pero ha realizado una exploración a fondo de los slots en su corno? ¿Qué va a encontrar?

He llevado a muchos estudiantes a esta exploración y he encontrado el mismo resultado cada vez, ya sea con los estudiantes que comienzan sus estudios o con los que están por terminar. Tocan una nota, y primero les pido que suban la nota, usando sus labios y su aire. A medida que la nota se eleva, el sonido se vuelve más delgado, nasal y simplemente peor. Luego, les pido a los alumnos que bajen la nota, muy lentamente. A medida que la nota baja, el sonido se vuelve más y más rico, los labios responden mejor, y todo está bien con el mundo. Sin embargo, después de cierto punto, el sonido comienza a deteriorarse, sonando ronco y volviéndose inestable y tambaleante.

El sonido es mejor a aproximadamente un tercio del trayecto desde la parte inferior del slot. En este lugar, el sonido es denso y lustroso, y el control del corno se siente fácil y suave. En casi todos los casos, esta parte del slot es significativamente más baja de donde el estudiante generalmente toca (y en casi todos los casos, el estudiante toca constantemente alto). Entonces, sorprendentemente, el mejoramiento de la afinación resulta en una mejoría para el sonido. O viceversa.

¿Cómo puede hacer eso usted mismo? Todo lo que necesita es su corno, con un afinador opcional (los afinadores se pueden comprar o descargar en las aplicaciones de teléfonos smartphones, disponibles de forma gratuita o de bajo costo) y sus oídos. Comience en do central, y lentamente suba la nota hasta brincar a mi. Aprenda dónde está el límite entre do y mi, y luego quédese dentro del slot de do 'mientras eleva la afinación. Oirá que el sonido se vuelve más delgado y fibroso, y sus labios pueden temblar cuando tratan de mantener la nota firme. Nunca he encontrado a un estudiante que no pueda subir el tono de manera inmediata.

Ahora regrese al punto de partida y muy lentamente deje caer el tono (tenga en cuenta la palabra "dejar"; la idea no es empujar hacia abajo, sino dejarlo caer). El objetivo no es solo llegar al fondo del slot, sino explorar todas las sensaciones a lo largo del camino. Si tiene problemas para bajar el tono, estos son algunos consejos:

  • Mientras toca, deje que su cuerpo caiga. Deje que su centro de gravedad caiga en su vientre. Deje caer los hombros, relaje el cuello, relaje las articulaciones de la cadera. Oirá que el tono cae en picado.
  • Mientras toca, considere la vocal que está formando dentro de su boca. Abra la cavidad. Haga un sonido "u", luego un sonido "o". Deje que el interior de su boca se relaje. Mantenga el flujo de aire. El tono bajará aún más.
  • Suavice sus labios. Deben ser lo suficientemente firmes como para proporcionar una almohada de protección entre la boquilla y sus dientes, y no mucho más firmes que eso.

Cuando deje caer el tono, escuchará que el sonido se vuelve más robusto, y sentirá que sus labios fueron diseñados para tocar corno. Sin embargo, a medida que el tono caiga más, su sonido comenzará a perder su robustez y se convertirá en un sonido desenfocado o ronco, y probablemente comenzará a tambalearse.

El truco es identificar el lugar donde el sonido suene de lo mejor. Termine su exploración de cada nota con una nota larga justo en ese punto.

Si tiene un afinador, haga el ejercicio con el afinador encendido. Lo más probable es que su ataque de la nota sea un poco agudo. A medida que eleve el tono, la aguja se moverá bruscamente en la dirección de la agudeza. Siga mirando el afinador mientras deja que el tono/afinación de la nota descienda, y haga un apunte de su afinación cuando el sonido sea el mejor. Luego, observe cómo la aguja baja aún más mientras el sonido se desinfla y pierde calidad. De nuevo, termine su estudio de cada nota sosteniendo un sonido largo en el punto óptimo de resonancia.

Lo más probable es que el afinador muestre que está ligeramente bajo en ese punto. Todos mis estudiantes que practican este ejercicio regularmente terminan tocando con sus bombas mucho más metidos, ya que tocar con el mejor sonido casi siempre significa tocar más grave en el slot.

Pero, ¿por qué es más preciso cuando tocamos en este punto del slot?

Piense en caminar a lo largo de un camino de losa. Si las losas son muy pequeñas y están muy espaciadas, es difícil asegurarse de que sus pies caerán directamente sobre las piedras. Pero si las losas son grandes y no están muy separadas, puede caminar por el sendero de manera fácil. Tocar en la parte inferior del slot es como agrandar el camino de losa de una nota a otra. Cada nota es más grande y más amplia y no se tambaleará cuando la toca. Y cada nota sonará con un sonido más bello. Y estará afinada. Y sus articulaciones serán mucho más claras.

Por lo tanto, trabaje el sonido trabajando en la afinación y trabaje la afinación trabajando el sonido.


Daniel Grabois es Profesor de Corno en la Universidad de Wisconsin-Madison.  

“Tired of Missing Notes? Work on Intonation.” The Horn Call - octubre de 2016

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.