Por Fred Fox 

Traducido por Keith Eitzen y Jana Elizabeth Navarro Antuna

Lo primero que pido cuando escucho a un estudiante nuevo es: "Tocar un crescendo-diminuendo en sol central, cuatro tiempos lentos hacia arriba, luego cuatro tiempos lentos hacia abajo en una respiración". 

Al escuchar esta nota, de inmediato sé muchas cosas sobre el ejecutante. Algunas de las cosas que escucho son:

  1. ¿El sonido se vuelve excesivamente metálico cuando es fuerte?
  2. ¿Puede realmente el ejecutante hacer crescendo a un fortísimo?
  3. ¿La nota tiene el mismo sonido en el octavo tiempo, cuando está suave otra vez, como lo había hecho en el primer tiempo al comenzar pp?
    ¿O acaso la nota suena más delgada, con menos cuerpo en el diminuendo?
  4. ¿La nota comienza a sonar 'soplada' o ventosa a medida que se hace más fuerte? 
  5. ¿Se puede sostener la nota durante ocho tiempos lentos o el ejecutante se queda sin aire?
  6. ¿La nota suena apagada en el punto del inicio suave?
  7. ¿Es bueno el sonido en general? ¿O es delgado-metálico o desenfocado?
  8. ¿El ataque es demasiado pesado o demasiado ligero?

Para ser justos, permítanme presentarles mi concepto del crescendo-diminuendo ideal para su consideración. Imagine mantener una nota durante ocho tiempos lentos en un mezzo-forte cómodo. Ahora, grabe esa nota que sostuvo en una grabadora. Cuando reproduzca la nota que grabó, baje el control de volumen a muy suave, aumente gradualmente el volumen a alto en el cuarto tiempo, luego vuelva a bajar gradualmente para suavizar el octavo tiempo. Usted tendría el sonido idéntico cada vez más fuerte y más suave. No habría ningún cambio en la calidad. Esta versión idealizada de un crescendo-diminuendo me la imagino cuando practico.

Para ampliar aún más el objetivo en mente: suponiendo que fuera a grabar el crescendo-diminuendo real en una grabadora. El diminuendo debe ser un reflejo exacto del sonido del crescendo. Tanto es así, que si tuviera que reproducir la grabación de la nota hacia atrás, debería sonar igual que si se tocara hacia delante.

ALGUNAS SOLUCIONES A LOS PROBLEMAS MENCIONADOS
Sonido metálico excesivo al tocar Forte

1. Cuando sopla más fuerte, el labio tiene una vibración más grande. (Visualice una cuerda grave de arpa mientras vibra de fuerte a suave. Puede ver que la vibración de la cuerda es decreciente). La boquilla debe acomodar esta vibración tan amplia del labio bajando la presión sobre los labios. Si no, la presión de la boquilla inhibe la vibración del labio más grande. A medida que tocas más fuerte, la presión de la boquilla sobre los labios se reduce gradualmente. A medida que se suaviza, la presión de la boquilla se vuelve más firme.

CÓMO CONSIDERAR LA CANTIDAD CORRECTA DE PRESIÓN

Toque un crescendo y libere la presión excesivamente. La nota sonará como si se estuviera hundiendo, sin enfoque. Por el contrario, esta vez haga crescendo y aumente en exceso la presión de la boquilla. La nota sonará más apretada y tensa. Una vez que experimente estos dos extremos, escúchelos. En el crescendo, si la nota comienza a sonar más apretada, libere la presión de la boquilla; A medida que la nota se baja agregue presión. Con la práctica, los ajustes se volverán más sutiles y no serán notados por el oyente. Considera una bicicleta con dos ruedas: constantemente se ajusta la rueda delantera para mantener el equilibrio, pero parece que está andando en una línea perfectamente recta.

2. En un crescendo-diminuendo, la vocal, o la posición de la lengua debe cambiar hasta cierto punto, varía con los diferentes registros del corno. (La posición de la lengua se define como la variable entre '' i "- como en la palabra" libre "', y la" a ", como en la palabra "ajo”. Y todas las posiciones intermedias de la lengua al pronunciar “i – a -  i”  en una respiración continua.)

Es idéntico al uso correcto de las posiciones de la lengua al cantar. Intente esto: comience una nota sosteniéndola suavemente con el sonido de la vocal "i". Aumente el volumen gradualmente, pero no cambie la posición de la lengua "i". Observe que, en el punto más fuerte, la nota comienza a sonar apretada, congestionada. Intente lo contrario. Comience la nota suavemente con el sonido "a" o vocal grande. Ahora el inicio en suave suena apagado, no hay un enfoque en la nota. En otras palabras, para que la nota suene correcta durante todo el crescendo-diminuendo, la posición de la lengua debe cambiar gradualmente de "i" a "a" y de nuevo a "i", a medida que se suaviza. En el registro superior, el cambio de la vocal es apenas perceptible. En el registro más bajo es tan grande que, para acomodar las vibraciones al cantar forte, uno tiene que dejar caer la mandíbula ligeramente para obtener un "a" suficientemente grande. ¡NO HAY UNA POSICIÓN FIJA CONSTANTE DE LA LENGUA QUE SERÁ CORRECTA PARA UNA NOTA DE PIANO A FORTE!

El mismo cambio de la posición de la lengua es necesario cuando se tocan las notas en el corno. (Por cierto, es válido para todos los instrumentos de metal y madera).  

¿Cómo calcular el grado de cambio en la posición de la lengua a medida que crece o disminuye el volumen? Comience suavemente una nota de registro medio. Al tocar un crescendo gradualmente, vaya rápidamente desde la posición "i" a la posición "a" de la lengua. Dese cuenta, la nota parecerá perder su fondo, se caerá. Ahora intente lo contrario. Vuelva a iniciar el crescendo y vaya rápidamente a una posición de la lengua "i" exagerada. La nota subirá y se pondrá apretado. Estos son los dos extremos. Esta vez, a medida que crece, ESCUCHE el sonido. Si el sonido empieza a apretarse, ajuste la lengua hacia la posición "a". Si la nota parece desenfocada, ajuste el vocal hacia “i”. Estos ajustes, con la práctica, se vuelven imperceptibles, y como resultado, ¡lo que emana de la campana parece ser una nota perfectamente controlada y firme! (De nuevo, como el ejemplo anterior de la bicicleta).

3. El exceso de sonido metálico también puede ser causado por soplar demás, usando más aire del necesario en cualquier dinámica dada.

Muchos ejecutantes  de viento tienen la idea de que, literalmente, tienen que SOPLAR los sonidos del instrumento. ¡Nada puede estar más lejos de la verdad! El propósito del aire es simplemente hacer vibrar los labios, ¡nada más! Es cierto que para aumentar el volumen uno sopla más fuerte, pero solo para obtener una vibración de labio más grande. El propósito del viento en un instrumento de aliento es similar al arco en un instrumento de cuerda. El arco se presiona con más fuerza para obtener una vibración de la cuerda más grande y un sonido más fuerte. No hay viento que pase por la cuerda para hacer que suene más fuerte, solo una vibración de cuerda más grande. (O en el piano, percusión o una bocina.). De manera similar, el aire se sopla más fuerte simplemente para obtener una vibración de labio más grande, pero no para expulsar hacia afuera del instrumento las vibraciones. Las vibraciones de los labios deben llenar el corno y simplemente fluir hacia afuera, y no ser expulsadas.

4. ¿Es el sonido en general demasiado delgado o demasiado desenfocado? Un buen sonido debe tener una buena combinación de "altos y bajos". Es similar a los controles de agudos y graves de un equipo de estéreo. Si desactiva los "agudos" y mantiene solo los "graves", el sonido será opaco y sin vida. Si desactiva todos los 'graves' y mantiene solo los 'agudos' extremos, el sonido resultante será delgado y tenso.

Ambos extremos se pueden producir en el corno. Toque Sol central en un mezzo-forte del corno utilizando una posición lo más exagerada posible de la lengua en "i". Se escuchará un sonido nasal delgado. Vuelva a tocar la misma nota a la misma dinámica usando una posición exagerada de la lengua en  "a". ¡Ahora la nota sonará desenfocada! Ahora intente nuevamente la nota usando una posición de lengua a la mitad del transcurso entre el extremo de "i" y "a". Ahora está combinando los "agudos" y los "graves" para un sonido más satisfactorio. La menor variable en la combinación es elección personal, ya que es cómo se combinan los agudos y graves en el equipo de estéreo.

Una vez que haya llegado a la 'combinación' que prefiere, se vuelve de mayor importancia conservar esa combinación IDENTICA de 'agudos' y 'graves' en todo el registro del corno. Las notas más agudas necesitarán un vocal más pequeño, las notas más bajas necesitarán la posición de una vocal con sonido más grande. (Muchos ejecutantes no hacen la vocal más pequeña en los registros más altos, y las notas tienden a perder su centro, y son más difíciles de tocar). Es similar al órgano. Los tonos más agudos requieren un tubo más corto, al igual que uno más estrecho. Si el tubo solo se acortara, el tono subiría, ¡pero sonaría apagado! (¿Necesito decir qué pasaría si el tubo se alargara para las notas más graves, pero no aumenta de diámetro?)

Conclusión: una vibración de labio más grande debe ser acomodada por una liberación de presión de la boquilla, suficiente para mantener la nota estable. (Por cierto, a medida que uno ingresa en el registro grave, la vibración aumenta incluso si la dinámica sigue siendo la misma, y ​​la presión de la boquilla debería relajarse).

La posición de la lengua de "ei" a "a" es usado juiciosamente en un crescendo-diminuendo, y para mantener el balance de 'agudo' - 'grave' en el sonido constante. NO SOPLES DEMASIADO (Incluso un Sol en piano puede ser ventoso si se exagera).

Escuche tu sonido y arréglelo mientras tocas, si crees que puede mejorarse. Personalmente, trato de mejorar CADA nota mientras toco todo el tiempo. ¡¡VIGILANCIA ETERNA!!

El bosquejo biográfico del Sr. Fox apareció en el Volumen I, Número 1 de The Horn Call, página 18. Es un conocido ejecutante y profesor de música en el área de Los Ángeles. Enseña en el Colegio Estatal de San Fernando Valley, así como en el Colegio Estatal de California 


“Playing a Simple Crescendo-Diminuendo on Middle G.”
The Horn Call. mayo de 1971

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.